Noticias
Este área contiene información dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios capacitados para prescribir o dispensar medicamentos.

Una prueba de orina, lo más novedoso para la detección precoz del cáncer de próstata.

El doctor Manuel Codes, pionero en la organización del Servicio de Oncología Médica de HLA Santa Isabel, con más de 30 años de experiencia en la lucha contra el cáncer, compagina labor asistencial, docente y de investigación, y lidera por segundo año consecutivo un taller que trata asuntos médicos innovadores en Andalucía: “la formación está enfocada a profesionales de diversas disciplinas asociadas a las diferentes etapas del carcinoma de próstata”, indica el facultativo y agrega que “nos centraremos en dos aspectos fundamentales: el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad, así como el papel en la evolución de los cuidados paliativos”.

El diagnóstico precoz más efectivo y fácil que nunca

Según la American Cancer Society, en Estados Unidos, el cáncer de próstata es la segunda causa de muerte entre hombres, después del de pulmón. Así, la detección precoz se hace fundamental para una mejor evolución de la enfermedad, y entre las mayores novedades que tratará este taller está “un innovador análisis de orina que detecta, tras realizar un tacto rectal, la presencia en orina de ARN (ácido ribonucleico) de genes, relacionados con carcinoma de próstata agresivo (Select MDX): biopsia líquida en orina. Es decir, analiza la probabilidad de tener un tumor de alto grado. Hay que destacar la negatividad de la prueba que es quizás lo más novedoso, ya que con aquellos pacientes con PSA (Antígeno Prostático Específico) entre 4 y 10, se puede tomar una postura de espera para la práctica de la biopsia”, destaca el especialista y agrega que “lógicamente, aquellos positivos obligan a realizar una biopsia”. Esta prueba no invasiva, muy similar al screening que se realiza con otras patologías como la del cáncer de colon, está especialmente indicada en pacientes que presenten riesgos de padecer la enfermedad.

“Con esta prueba evitamos realizar una biopsia en primera instancia, pero, además, facilitamos y promovemos las consultas de control de los pacientes de riesgo, y la consecuente detección temprana del cáncer de próstata. En este sentido, también contamos con otra herramienta predictiva muy interesante en todo tipo de cánceres y tumores, como el test y posterior consejo genético que, mediante un estudio de la plataforma genómica permite ver el matiz hereditario, o no, de la enfermedad en el paciente. Su orientación terapéutica, permite los tratamientos farmacológicos preventivos, ya que el de próstata es un proceso en el que la cirugía profiláctica no está indicada”, afirma el doctor Codes.

El abordaje multidisciplinar es clave

En el cáncer de próstata es muy importante la relación de los servicios de Urología y Oncología, como sucede en HLA Santa Isabel, donde “los equipos trabajamos íntimamente y, en la mayoría de los casos, los pacientes nos llegan a los oncólogos cuando el desarrollo de la patología no está todavía en fase avanzada, lo que nos permite actuar con diferentes medios a nuestro alcance”, relata Manuel Codes, quien advierte que “este es un tipo de cáncer que metastatiza en un altísimo porcentaje en los huesos, y para ello también contamos con fármacos muy efectivos (Ra 223)”.

 “Los cuidados paliativos en pacientes terminales también centran nuestro interés en este taller, ya que en el cáncer de próstata, el dolor procede de una afectación a los huesos, por lo que en ocasiones apoyamos nuestro trabajo en las Unidades del Dolor, con intención de tener un control de este síntoma lo más efectivo posible. También es importante el cuidado de la nutrición del enfermo con objeto de obtener un mejor estado clínico general para una mejor tolerancia a los diferentes tratamientos y la estrecha relación con las Unidades de Cuidados Paliativos en la fase final de la enfermedad”.

Si bien son muchos los factores que influyen en la aparición de este mal, entre ellos la genética o la edad, los hábitos de vida saludable pueden ayudar a los hombres a prevenir su aparición. Los profesionales recomiendan una alimentación equilibrada con gran variedad de frutas y verduras que aportan buenas dosis de folato y vitamina B, también es importante mantenerse activo físicamente, controlar el peso dentro de rangos saludables y acudir anualmente al especialista para el examen del tacto rectal a partir de la quinta o sexta década de la vida.

Fuente: Guadaíra información

Productos y areas relacionadas

Oncología

Últimas noticias