Noticias
Este área contiene información dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios capacitados para prescribir o dispensar medicamentos.

En los próximos años, asistiremos a la era de la cronificación de los cánceres urológicos.

Más de 1.000 urólogos de los 2.800 que hay en España están concentrados entre este miércoles y el sábado en Gijón en el 83 Congreso Nacional de Urología. En una rueda de prensa, este jueves, Manuel Esteban, presidente de la Asociación Española de Urología (AEU), destacó que allí se revisa el conocimiento y las novedades presentes en la urología a nivel mundial. "La urología española goza de una excelente salud. Es de las primeras, tanto a nivel europeo como a nivel mundial", afirmó. Añadió que nuestro país es "una verdadera potencia" en trasplante renal. "Cuando salimos fuera, se nos habla del milagro español en trasplante", contó.

Respecto a novedades que se aplicarán en este congreso, incidió en "el compromiso decidido de los urólogos en dar la mejor asistencia a pacientes con cánceres urológicos avanzados". Los cánceres urológicos de próstata, vejiga y riñón están entre los más prevalentes y están experimentando importantes avances. Recordó que el cáncer de próstata es muy mayoritario. De hecho, supone el 23% de los cánceres en varones en España. Se diagnostican unos 25.000 casos nuevos en nuestro país al año. "El diseño multidisciplinar del tratamiento del cáncer es esencial para la AEU. En los próximos años, asistiremos a la era de la cronificación de los cánceres", vaticinó. Especialmente, a partir de la sexta década de la vida. A su juicio, es una de las novedades más importantes del congreso porque se trabaja en esa línea. Asimismo, apuntó a que la inmunoterapia está teniendo un gran desarrollo, sobre todo en cáncer de vejiga.

José Luis Álvarez-Ossorio, vocal de las actividades científicas de la AEU, comentó que una de las protagonistas de las sesiones plenarias es la ciencia robótica aplicada al trasplante, al implante de riñón. Informó de que hay grandes avances en la cirugía parcial en cuanto a la robótica. Por otro lado, comunicó que se está avanzando de forma importante con las modificaciones genéticas que existen. Se están trabajando en marcadores de orina, puesto que el cáncer de próstata es hormonodependiente. Es lo que se conoce como biopsia líquida. Esto permitirá disminuir el número de biopsias de tejido prostático a los pacientes. Con un valor predictivo negativo del 98%. Si sale que no, hay un 98% de posibilidades que no lo tiene. "Hay determinados tumores de próstata que no van ligados a la supervivencia del paciente", expuso. Es decir, los pacientes lo tienen, pero no van a morir de cáncer de próstata. ¿La inmunoterapia supondrá el final de la quimioterapia? En el congreso americano del año pasado, se trató esta cuestión. Por ahora, lo que se ha comprobado es que la inmunoterapia es mejor tolerada y que, poco a poco, se irán complementando. Así, "los tratamientos inmunooncológicos han irrumpido con una fuerza tremenda mejorando la calidad de vida y supervivencia de los pacientes afectos de cáncer renal metastásico tanto en primera como en segunda línea de tratamiento".

Respecto al uso del big data en esta especialidad, Álvarez-Ossorio dijo que es algo que se está desarrollando. "Pero los habrá", predijo Esteban. Se estaría desarrollando el mapa genómico. Además, en los ensayos clínicos cada vez se tiene más en cuenta la calidad de vida.

Para el cáncer vesical infiltrante metastásico, para el que sólo se disponía de quimioterapia, han sido autorizados varios fármacos inmunológicos en segunda línea tras progresión a quimioterapia y en primera línea en pacientes en los que no se puede utilizar la quimioterapia. Pembrolizumab y Atezolizumab son algunos de los fármacos aprobados recientemente que cambiarán de forma muy importante el tratamiento en estos pacientes siendo la novedad más importante en décadas para el cáncer vesical musculoinfiltrante metastásico.

Por su parte, José Manuel Cózar, presidente de la Fundación para la Investigación en Urología, a preguntas de la prensa sobre la terapia focal en cáncer de próstata, explicó que, en tumores pequeños, sería "matar el cáncer dejando la próstata en su sitio". No habría entonces disfunción eréctil y se podría hacer con semillas radioactivas (braquiterapia), con calor o con frío. En lo que quiso hacer hincapié es en la necesidad de campañas de detección precoz, vía tacto rectal, que "puede salvar la vida", y el PSA: "Al paciente, le recomendamos que, ante el primer síntoma, como ir al baño varias veces en la noche, o que el chorro de la orina pierda fuerza o escueza, que consulte al médico de cabecera. También si su padre o hermano lo han tenido. Hay un 10% de cáncer genético". Javier Mosquera, presidente del Congreso, reivindicó el que los urólogos son cirujanos y el que en Gijón están apostando por técnicas mínimamente invasivas.

Fuente: IM Farmacias

Productos y areas relacionadas

Oncología

Últimas noticias